martes, 1 de julio de 2014

Más sobre la transparencia en las administraciones de carreteras

El pasado 26 de junio se celebró en Madrid la IX Jornada Nacional de la Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (ASEFMA) en la que tuve ocasión de participar en una mesa redonda moderada por D. Pere Macías, en su calidad de Presidente de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de los Diputados. En esta mesa redonda me tocó abordar el tema de la transparencia en las administraciones de carreteras y, más específicamente, la necesidad de que dichas administraciones pongan a disposición de cualquier persona interesada y sin restricciones todos los datos de los que dispongan relacionados con la evaluación del estado de los pavimentos.

Expuse que, según mi parecer, la transparencia se podía abordar desde tres puntos de vista: el de los principios doctrinales o políticos, el del derecho positivo y del funcionamiento operativo de las administraciones. En relación con el primer punto de vista me basé en el reciente discurso, del 19 de junio, que el nuevo rey de España pronunció tras ser proclamado por las Cortes Generales. Si en uno de sus párrafos sustituimos simplemente las palabras "el Rey" y "la Corona" por "las administraciones de carreteras" encontramos perfectamente formulados cuáles deben ser los principios en los que se habrían de basar estas administraciones en sus relaciones con los ciudadanos:

"Las administraciones de carreteras deben buscar la cercanía con los ciudadanos, saber ganarse continuamente su aprecio, su respeto y su confianza; y para ello, velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente, como corresponde a su función institucional y a su responsabilidad social. Porque, sólo de esa manera, se harán acreedoras de la autoridad moral necesaria para el ejercicio de sus funciones. Hoy, más que nunca, los ciudadanos demandan con toda la razón que los principios morales y éticos inspiren -y la ejemplaridad presida- nuestra vida pública. Y las administraciones de carreteras tienen que ser no sólo un referente sino también un servidor de esa justa y legítima exigencia de todos los ciudadanos."

Desde el punto de vista del derecho positivo, prácticamente me limité en la referida mesa redonda a leer el artículo 6.2 de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno:Las Administraciones Públicas publicarán los planes y programas anuales y plurianuales en los que se fijen objetivos concretos, así como las actividades, medios y tiempo previsto para su consecución. Su grado de cumplimiento y resultados deberán ser objeto de evaluación y publicación periódica junto con los indicadores de medida y valoración, en la forma en que se determine por cada Administración competente”.

Finalmente, expresé mi convencimiento, basado en las experiencias de otros países (en la propia Jornada de Asefma se presentó el caso del Estado de Texas), de que la transparencia y la libre disposición de información redundarían inmediatamente en una mayor eficiencia de las administraciones públicas responsables de la conservación y de la explotación de las redes viarias.



1 comentario:

  1. Interesante articulo que ratifica la importancia de los principios y valores en las instituciones y su cumplimiento por los ciudadanos.

    ResponderEliminar